viernes, 18 de junio de 2010

¡CAGO'N TO!': Rodrigo Pérez de Acevedo, también conocido como Rodrigo de Triana, pasadas dos horas de la media noche del 12 de Octubre de 1.492.

Eran pasadas dos horas de la media noche, del día 12 de Octubre de 1.492, mientras Rodrigo Pérez de Adebedo, Lepeño de pura cepa y más conocido por Rodrigo de Triana, dormía plácidamente (dentro de lo que cabe) en la cofa del palo mayor  de La Pinta, capitaneada por Martín Alonso Pinzón y con 24 hombres a bordo, cuando notó un golpe fresco, húmedo y pastoso contra su cabeza debido al excremento soltado "al vuelo" (nunca mejor dicho) por una de las muchas gaviotas que revoloteaban el palo mayor, despertándose bruscamente mientras pensaba "¡Cagon'to!", y mientras abría los ojos, sorprendido veía, allá por el horizonte, algo que le obligó a gritar instintivamente la palabra mágica: "¡TIERRAAAAA!", tan esperada en esos últimos días en los que ya empezaba a cundir la desesperación entre la tripulación de La Pinta, lo que le impidió que el primer pensamiento pasase a los anales de las frases célebres en lugar de la archifamosa palabra "¡Tierra!".

Más adelante, Cristobal Colón escribiría: "... Y porque la carabela Pinta era más velera e iba delante del Almirante, halló tierra y hizo las señas que el Almirante había mandado. Esta tierra vido primero un marinero que se decía Rodrigo de Triana...".

Obviamente, Rodrigo de Triana, no sólo pensaba en la maravillosa tierra que con tanta ilusión esperaban ver en el horizonte sino también en los 10.000 maravedíes prometidos por la Reina Ysabel de Castilla al primer marinero que avistara el nuevo mundo, antes de embarcar y que mejorarían ostensiblemente su horizonte personal...

Sin embargo, no está muy claro si Colón se le adelantó para quedárselos él, si la reina de Castilla estaba "a dos velas" a causa de la Gerra de Granada o si simplemente fue un sueño roto por las heces de una gaviota pero el caso es que Rodrigo de Triana nunca llegó a cobrar los 10.000 maravedíes, lo que le obligó a pensar (como muchas otras veces en su vida) "¡Cagon'to!", quedando así refrendado este filosófico pensamiento para los anales de la historia de los pensamientos célebres.

Otros enlaces de interés:
Algo sobre Rodrigo de Triana.
Colón y los indígenas.

Mientras preparaba este artículo, escuchaba a CHARLES PASI.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada