miércoles, 22 de junio de 2011

“Yo no digo ni mu”, Joseph Francis "Buster" Keaton, cuando su padrino, Harry Houdini, le preguntaba qué había hecho para caer desde una alta escalera sin hacerse ni un rasguño a la edad de 3 años.


Buster Keaton, también conocido por “Pamplinas” en España, siendo muy niño, con unos 3 años de edad, se cayó de una alta escalera y al levantarse del suelo sin un solo rasguño su padrino en el “vodeville”, el famoso  escapista Harry Houdini, le preguntó airadamente: “¿Me puedes decir qué puñeta has hecho?” a lo que Keaton, asustado, para no desairar a su padrino y llevarse un desagradable “restregón” pensó “Yo no digo ni mu” y se quedó callado como un mudo. 

A partir de aquí, Buster Keaton inició su  costumbre de no hablar siempre que pudiera evitarlo, singularidad que acabó siendo su extravagante peculiaridad y que le haría famoso junto a su pétreo rostro.

No obstante su mejor cualidad, y que explotó hasta el infinito, fue la de darse golpes, caerse por las escaleras, ser atropellado por motos, coches y toda clase de vehículos y marear al espectador con un sinfín de inverosímiles situaciones y peripecias de las que, aparentemente, siempre salía bien parado como en aquella caída cuando de pequeño le reprimió su padrino, Harry Houdini, y a partir de la cual, ya “no dijo ni mu”.



Una cosa singular hay que decir en honor de Buster Keaton, que todas sus películas fueron traducidas a múltiples idiomas por el mismo Keaton. He aquí un ejemplo de las frases más famosas:








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada